e La casa (de la música) que vull 36 | Nativa
Skip to content


La casa (de la música) que vull 36

Escrit el 10/06/2020 per Ojalá Esté Mi Bici a la categoria La casa (de la música) que vull.
Tags:

Ojala Esté Mi Bici

Lo que nos encontramos habitualmente con las salas públicas es que están secuestradas por una junta que no quiere o no sabe como hacer cosas (hacen pocos conciertos y cuando vas a pedir una fecha no hay ninguna disponible), que no tienen equipo y si lo tienen no te dejan tocarlo o está en un estado deplorable porque no saben ni como funciona; salas con trabajadores que ponen sus gustos personales como criterio en vez de sopesar la entidad del proyecto que presentas y que generalmente tampoco saben como montar un concierto y por lo tanto no saben qué preguntarte para ver si tú si que sabes; salas en las que ni siquiera hay un interlocutor con el que poder hablar y explicarle el proyecto de nuestro colectivo; salas con limitadores de volúmen que no permiten ni siquiera tocar con una batería.

En general no hay un criterio técnico o artístico o social ni tampoco procedimientos claros establecidos, casi en el 100% de los casos dependemos de la sintonía personal con alguien que trabaje en la sala o que esté en la junta. Esa no es manera de gestionar un espacio público.

También es muy habitual encontrar salas en las que no puedes cobrar entrada y/o llevar la barra, y que además te obligan a trabajar con su técnico, y en muchos casos, a pagar su sueldo. Obviamente el personal técnico debe cobrar por su trabajo, pero generalmente asumir este coste significa que no habrá dinero para cubrir los gastos las bandas, especialmente si no te dejan poner entrada. No tiene sentido que el técnico cobre y las bandas no.  En otros casos, además, cobran alquiler por la sala. Todas estas condiciones económicas hacen que sea inviable montar conciertos en estos espacios sin tener que poner dinero de nuestro bolsillo, un completo disparate desde un punto de vista no comercial de la música.

Nos gusta pensar que una Casa de la Música de Barcelona debería ser conceptualmente parecida a una biblioteca: un equipamiento en beneficio público, con precios que impidan el lucro de promotores privados, solo para cubrir gastos, adecuados al salario medio de los ciudadanos, con un tope máximo y con descuentos para parados, jubilados y estudiantes. Para que un lugar así tenga un sentido verdaderamente público debería promoverse el uso de la sala pequeña, adecuada para la mayoría de los conciertos: para conseguirlo se necesitaría un equipo humano estable y capaz de convertir la sala en un lugar abierto a participación, con unos criterios técnicos, artísticos y sociales claros. En el aspecto técnico, se necesitaría un equipo de sonido siempre en buen estado y, como mínimo, un técnico residente (no subcontratado) que tenga claro dónde está y cómo funciona este equipo (¡sin obligar a las bandas o a los colectivos organizadores a pagar su sueldo!). Todo esto debería reflejarse también en el uso sala grande y en el resto de actividades: talleres, fórums, charlas, exposiciones o intercambios musicales de todo tipo, que deberían ser habituales en un lugar que quiera llamarse Casa de la Música. En resumen, es necesario evitar que funcione como una sala privada que prioriza sus actividades según el número de espectadores que pueda conseguir o los titulares/likes que pueda generar. Es necesario evitar esta lógica producto-consumidor: cuestionar y replantearlo todo para generar una gestión pública real, trabajando más los aspectos sociales que los meramente técnicos, alejándose del fondo y de las formas del negocio privado de la música y apostando por una cultura musical más abierta y  participativa.

Ojala Esté Mi Bici

 


Il·lustració de Xavier Alamany pel número 41 de Nativa en paper (cliqueu la imatge).


0 Respostes

Si vols pots seguir els comentaris per RSS.



Pots escriure HTML senzill

Trackback?



Últims comentaris

  • Amós: La cultura a la qual pertanyo no pot debatre. El projecte no compensa cap mena d’esforç reflexiu donat un...
  • Mercè: Maravilloso articulo! No deberiamos, de todas maneras, preguntarnos que dinámicas de cuido podemos incorporar...
  • Lemmy Caution: Visca Meyerhold! https://en.wikipedia.org/wiki/ Vsevolod_Meyerhold?wprov=sfla1
  • María Serrano: Gracias por tu comentario Pep. Suena super interesante ese trabajo y si hay algo de él que se pueda...

Autors

Arxius

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)nativa.cat

Política de privacitat

Donen suport

fesnos_indies
mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )