Skip to content


El hambre

Escrit el 11/03/2012 per Olga Ábalos a la categoria Editorial.
Tags:
Traducción al castellano del artículo "La gana"

El estadio de fútbol del equipo local de la ciudad de Kobe, en Japón, ha instalado no hace mucho un sistema de placas en las gradas bajo los pies de los espectadores que transforma sus saltos, golpes y vibraciones en energía. De este modo el estadio consigue ser en parte autosuficiente y ahorrar en la factura de la luz. La iniciativa, además de ser ingeniosa y ecológica, también rezuma un cierto romanticismo por el hecho que sea la misma pasión de la afición la que ayuda a sustentar la infraestructura del equipo de su corazón.

Este concepto tan sugerente, el de la transformación de la energía de la pasión futbolera, me ha llevado a hacer divagaciones de todo tipo sobre la pasión por la música, entre ellas, especulaciones sobre la energía invisible que empuja miles de personas a asistir a un concierto o a un gran evento cultural. A colación de la discusión sobre el éxito que Jordi Oliveras y Jordi Bianciotto han mantenido últimamente en Nativa se me ocurrió que una manera de dar una nueva vuelta de tuerca al tema era buscar donde radicaba el impulso que, por poner un ejemplo, cientos de personas tuvieron para llenar un teatro de gran aforo como el Teatro Coliseum de Barcelona para ver Manel en directo el pasado mes de febrero. Podríamos decir que quizás fue el hambre, ¿el hambre de música de una gran multitud?

Si es así, me pregunto cómo se podría aprovechar este hambre, esta energía que conlleva la movilización masiva, para nutrir nuestras escenas locales y los pequeños ciclos de conciertos ahora que constantemente hay voces que alertan del peligro que tiene la música en vivo de desaparecer. Sería genial que alguien se inventara una máquina para captar el hambre de música de los 120.000 espectadores que tuvo el pasado Primavera Sound y que ayudara a que los bares musicales y los pequeños clubes pudieran sobrevivir mejor y se animaran a programar más. Cuando los recortes en las ayudas públicas están afectando tanto a la música en vivo, son las catacumbas las que tienen que resistir.

Es una paradoja que se diga que la música en directo está tocada de muerte cuando hay tanta energía o apetito potencial. O quizás hay una fuga en algún punto…

La aceptación y apoyo mediático de una amplia lista de grupos catalanes, y que cantan en catalán, más allá de la calidad musical y su posible sobredimensión, ayuda a la configuración de una especie de star system nacional que beneficia a muchos sectores. Tener grupos en los que nos podamos identificar, afianzar los fenómenos de fans y fomentar la idolatría masiva implica también una simplificación de la propuesta creativa. Cuanto más fácil de digerir sea el mensaje, más público potencial acabará siendo receptor activo. Y entiendo que cuanto más seamos, más hambre tendremos. En fin, todo esto puede ser reiterativo pero vale la pena prestar atención a cómo los medios de comunicación hacen la selección musical en el cada vez más breve espacio que se dedica a la cultura en general.

Pero volvamos al hambre, que si es compulsiva y provocada por una sugestividad programada no es saludable. Presentar atención en la agenda diaria y mimar a los pequeños conciertos de grupos poco conocidos conforma un acto de militancia que en el fondo es lo que debería sustentar la base de cualquier escena musical con buena salud. El periodista vasco de jazz Yahvé M. de la Cavada llegaba hace poco a la conclusión en un artículo que ante las incongruencias y dramas de la música en directo la única opción que queda es ir a los conciertos. Quizás no seamos capaces de inventar esa máquina que capte la pasión musical tal y como ya se hace con el fútbol, pero seguramente los medios con capacidad de influencia sí pueden ayudar a redristribuir mejor el hambre de música, esa energía que lleva a la movilización, más allá de consolidar un star system local, que en el fondo es una fábrica de dulces pastelitos.



Últims comentaris

  • Daniel: Muito bom. Muy Bueno!
  • enric: Grácies Ramon. Ho descrius amb molta profunfitat i bellesa.
  • Bani: He sentido a menudo las mismas cosas pero jamás hubiera sido capaz de expresarlas tan bien… Una abraçada
  • Capi: M’ha encantat.

Autors

Arxius

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Política de privacitat

Donen suport

fesnos_indies
fesnos_indies
mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )