Skip to content


Entrevista: Muchachito Bombo Infierno

Escrit el 09/07/2005 per admin a la categoria Entrevistes a músics.
Tags: , .

Nat 27 jul_05 Antonio Alvarez

Cantar y ser libre

Conversar con Jairo Perera, más conocido en la actualidad como Muchachito Bombo Infierno se convierte en un placer, y no pequeño. Más, cuando se comparten gustos musicales, atracción por el cachondeo y cierta consanguinidad vecinal. Por casualidad o porque así lo quisieron los astros, el encuentro con Muchachito tuvo lugar el día 21 de junio, Día Internacional de la Música, pocas horas después de iniciarse el verano astronómico. Lo que en un primer momento podría haber sido una entrevista más o menos clásica en un bar o en unas oficinas, se convirtió en una auténtica experiencia personal, porque los ojos y la piel de este cronista pudieron percibir la vitalidad, la realidad y la humanidad que desprende este artista. Un personaje que, después de años dándole a la azada musical, comienza a paladear los dulces sabores del éxito y la aceptación popular.

El encuentro tuvo lugar en la calle, donde debía ser. Esperaba junto a su manager, el siempre atento Sergi Delgado. Tenía un bolo con Los Delincuentes, que tocaban en la Plaça de la Catedral, y si no importaba “podíamos ir charlando por el camino”. Guitarra en ristre, paso acelerado y con ganas de conversar, Muchachito comenzó a dar muestras de su auténtica personalidad. En el fondo, sólo tiene una. Me atrevo a decir que la misma persona que camina como cualquier mortal, saluda a un amigo o atiende a los medios, es la misma que salta al escenario para disfrutar de lo que mejor sabe hacer: cantar, tocar, o “comunicar”, como él dice.

El camino hasta el bolo se convierte ya en el descubrimiento de una personalidad sencilla, auténtica y sin artificios decorativos. Respira sinceridad a través de los pensamientos que hace públicos y sus ojos tienen una mirada limpia. Estoy convencido que sus orígenes, allí en la falda de la degradada montaña, en el popular barrio de Singuerlín, en Santa Coloma de Gramenet, en el seno de una familia proveniente del sur, le han ayudado a mirar la vida con esfuerzo, con confianza y desde el lado de la justicia, muchas veces injusta.

Más tarde, tras un buen rato de agradable espera en el meollo de las bambalinas contemplo a Jairo en su salsa. Saluda a todos los conocidos que por allí aparecen: Digitano, Dani, cantante de La Excepción, sus estimados Delincuentes, técnicos de sonido y paseantes varios. No saluda por trámite, o de cara a la galería, sino porqué lo siente en sus entrañas. Poco después salta al escenario, con camisa azul de ramos recién estrenada. Los aplausos acogen su cante, su forma de tocar la guitarra y el excelente clima que se crea entre amigos rítmicos. Poco después y tal y como me había comentado, con preocupación por el retraso, nos retiramos al camerino. Por fin se podrá hablar con tranquilidad, si es que se puede definir de esa forma el ambiente creado cuando el ritmo del escenario atraviesa el delgado plástico de la carpa y los simpáticos delincuentes intentan recomponerse y descansar tras su actuación.

La conversación se inicia con la historia oficial, ya conocida. Sus ocho años tocando desde Santako con Trimelón de Naranja, sus cuatro años en solitario recorriendo la España interior, los bares, el rumboxing y el hecho de conocer a sus actuales compañeros de viaje. Luego el “subidón” en el Festival Actual, en Logroño, el fichaje por la discográfica de Ojos de Brujo, el disco Vamos que nos vamos y las muestras de aceptación de cada vez más compradores, oyentes y asistentes a sus conciertos.

Pero en un momento hay un giro, un espacio y un paréntesis para el diálogo. Muchachito entra en materia y la conversación respira más personalidad y más política: ¿Cuál es el camino, el origen del que bebe la música de Muchachito? La música que hago ahora es la que he hecho durante toda mi vida. Cuento historias que me apetecen, sobre la vida, sobre las cosas que veo y siento.

A través de la colaboración con Ojos de Brujo, el camino hacia una mayor repercusión mediática parece ser el inicio del éxito. ¿Cómo sientes lo que te está pasando? Estoy marcando mi propio camino. Es mi propia historia basada en mi experiencia y en las vivencias de estos años. No quiero artificialidad, sino las cosas más cercanas a mi naturaleza, a como soy yo. Es cierto que he tenido un golpe de suerte. Los medios y el público se están fijando en mí, pero eso no lo puedo controlar. La gente conecta con lo que hago porque el público está cansado de la música como industria y busca otras cosas mucho más reales. Yo quiero hacer arte y expresar ese arte a través de mis sensaciones.

¿A quién podemos ver en el escenario, a Jairo o a Muchachito?

A la misma persona. En el escenario puedo ser más sarcástico y más cachondo pero no hago demasiadas diferenciaciones entre uno y otro.

¿Qué crees que tiene la periferia para que en la actualidad aporte nuevos valores musicales?

La música de la periferia corresponde a un momento y a una situación actual, aunque en el fondo responden a factores que han existido siempre, como por ejemplo la inmigración, las formas de expresarse, los sentimientos y las vivencias. Aquí se ha creado una corriente nueva con los hijos de aquellas familias que llegaron a Cataluña hace 40 años provenientes de Andalucía, de Galicia y de tantos otros sitios. Somos de aquí y nuestra propia experiencia ha marcado nuestra historia. Nos condicionan para ser de una forma y eso provoca un tipo de música nuevo, diferente, que conecta con la gente.

Eres colomense –colomino– y te enorgulleces de serlo reafirmándolo en tus actuaciones. ¿Qué tiene Santa Coloma para los que han nacido y vivido allí, que estén donde estén no olvidan su origen?

Si has vivido cosas bonitas en esa ciudad, son recuerdos que se te clavan y no se olvidan. Creo que es la buena gente que vive allí. Viva en Burgos, en Madrid o en Japón yo seguiré siendo colomense. He nacido allí y aunque ahora viva en Barcelona suelo visitarla bastante para ver a mi madre y mi familia. Me gusta mucho mi ciudad y la llevo presente allí donde voy.

Santa Coloma está viviendo una serie de cambios. ¿Cómo ves la ciudad ahora?

Cambia porque así lo hacen sus gentes. Tiene sus problemas pero me gustaría destacar que hay gente con muchas inquietudes y con un potencial cultural diferente y muy rico.

¿Hacia donde va la ciudad?

Tiene una asignatura pendiente que es el tema de la inmigración y que debe asimilar. La población debe de abrirse a conocer nuevas culturas para avanzar y no estancarse. En general, hablamos de mestizaje y fusión de culturas y en realidad no existe. Alucino con el panorama actual porque es como si estuviésemos en la edad media. A veces se me pone cara de perro rabioso cuando veo situaciones injustas. Que los curas se manifiesten en contra de los homosexuales me parece terrorífico. En esta sociedad actual hay una doble moral. Por un lado se habla de libertades y mestizaje y por otro se censura y se corta esa libertad. Es un tiempo complicado que hay que verlo desde fuera para no ponerse enfermo.

Recientemente, en Singuerlín hubo problemas con la mezquita y los vecinos. ¿Qué opinas de situaciones como esa?

Hace falta ayuda en la calle, trabajo social. Los ayuntamientos deben implicarse para crear confianza y comunicación entre los pueblos. No hay ni buenos ni malos, sino situaciones y desconocimiento. Respeto la existencia de todas las religiones porque el mismo derecho tiene una que otra, y más a crear su lugar de reunión en un barrio. Hay que crear espacios conjuntos para compartir experiencias y relaciones, y las instituciones son las que primero deben tener ojo y previsión.

¿Qué le pides a tu futuro musical?

Seguir trabajando en las cosas que quiero y ser libre. Es lo que más me importa. Pienso disfrutar de cada momento haciendo mi música y mi proyecto. Seguiré evolucionando y aprendiendo, y no quiero meterme en cosas impersonales. Quiero dar mi cariño a la gente y que la gente me dé el suyo.

Evidentemente, lo está consiguiendo.



Últims comentaris

  • Abc: Interessant reflexió. ¡ Mira por dónde!
  • iiioxoiii: La imatge pels éssers humans és forma de reconeixement més important. Crec que el problema actual prové de...
  • Guillem: A la presidenta de la Fundació Macba, Ainhoa Grandes, que demana que es freni el “desnonament”...
  • Teresa Sanz Coll: Reflexió i posicionament importants per la cultura i la ciutat. Cal implicar-nos

Autors

Arxius

Què és Nativa.cat?

Nativa és una publicació musical editada per Indigestió (abans en paper, ara només a internet), dedicada a la cultura musical de la ciutat de Barcelona. Parlem de música des de la proximitat, des del coneixement immediat dels músics i les seves produccions, del públic i les seves reaccions, i no tant des de la cultura mediàtica global.

Què és Indigestió?

Indigestió és una organització professional, i no-lucrativa, creada el 1995, que treballa, des de Barcelona, per promoure la cultura musical, des de la perspectiva del ciutadà. El nostre eix principal no és la promoció dels artistes o el negoci musical, sinó l’aprofundiment en les relacions entre la societat i els artistes. Ah, i també tenim una medalla del FAD!

Contacte

Mail to info(a)indigestio.com

Política de privacitat

Donen suport

fesnos_indies
fesnos_indies
mininativa és una publicació d'mininativa subjecta a una llicència Creative Commons ( BY NC ND )